Aquel vestidito blanco

“Una noche despejada, con una gran luna. La luz casi azulada hacía brillar más blanco aún mi plisado vestido. Estoy en lo alto de una enorme escalera de piedra y desciendo a la carrera los escalones hacia un jardín entre sombras. La música va perdiendo fuerza. La falda de mi vestido baila a mi alrededor… “

Es parte del sueño que tuve anoche, como imaginaréis… Ni mi talla, ni mi altura me permiten lucir un vestido plisado blanco con la gracilidad y elegancia que me gustaría. Así que mis sueños, que para eso son míos y los tengo entrenados, consiguen alargar mi figura e incluso hacer que me olvide de que tengo dos pies izquierdos.

Y es que el vestido plisado blanco es un clásico recurrente en mis sueños (casi tanto como uno de baile verde botella) y ha sido un clásico en el cine. Seguramente de ahí venga mi “obsesión”, de estos vestidos de los que os voy a hablar a continuación. Porque he soñado un híbrido: el maravilloso escote en pico de “la gata”, la cintura acordonada como la fiera de mi niña cuando pasó por Philadelphia, y el largo de “la tentación” que vivía arriba.

Helen Rose realizó un vestuario elegante y a temporal para esta adaptación al cine de “La gata sobre el tejado de zinc caliente”. Sin ser plisado entra en este listado, si tiene un drapeado precioso, es de seda blanca y alguna vez he contado que es uno de mis vestidos favoritos, de siempre… enamorada estoy.

El estudio decidió rodar en color (en un principio iba a ser en blanco y negro) y nos dejó regalarnos la vista con las miradas de esa pareja memorable,  Elizabeth Taylor y Paul Newman. Fue un punto de inflexión en la carrera de ambos, él demostró que podía hacer de algo más que de chico mono, y ella que podía hacer papeles muy diferentes y difíciles (imagino que la muerte de su esposo durante el rodaje dio más carga dramática a su interpretación).

“No vivimos juntos. Ocupamos el mismo espacio, nada más.” Maggie  a Brick.

Liz vestidito

Cuando pienso en estilo propio y elegancia innata vienen dos nombres a mi mente pero un solo apellido Hepburn. En este caso voy a hablar de la película Historias de Filadelfia y de una soberbia Katharine Hepburn. Una adaptación de nuevo de una exitosa obra de teatro que la propia actriz representó en Broadway y cuyos derechos cinematográficos compró. El vestuario estuvo a cargo de Adrian Adolph Greenberg, que conseguía reflejar la personalidad de las actrices en sus diseños destacando sus puntos fuertes.

En particular hablo de este vestido de corte griego que marca la cintura de Katharine mediante un cordón cruzado.

katharine vestidito

 Si se habla de vestido plisado blanco todo el mundo piensa en Marilyn Monroe y en esa rejilla de ventilación. Uno de los vestidos más copiados y una de las escenas más imitadas de todos los tiempos. Como curiosidad os cuento que se tardó más de tres horas en rodar y que causó una gran expectación y afluencia de público en la esquina de la calle 54 y Lexington Avenue (al marido de la actriz parece ser que no le hizo ninguna gracia) hay quién asegura que fue un ardid publicitario y que la escena en cuestión se rodó posteriormente en un estudio.

El diseñador William Travilla dijo  «Quería que Marilyn pareciese fresca y limpia en el calor de Nueva York, pero también guapa, divertida e inocente, casi ajena a su atractivo»

blanco marilyn

Recomiendo cualquiera de estas tres películas. Son de esas que siempre que hago zapping y me cruzo con alguna me detengo a ver otra vez. Espero que os haya gustado y entretenido. Besos

Anuncios

Acerca de LuZe


4 responses to “Aquel vestidito blanco

  • lydia leyte

    Nunca me ha dado por los vestidos blancos, tal vez porque no son compatibles con mi cuerpo serrano. Maravillosas referencias a esas películas clásicas, que nunca me canso de ver, Y maravillosas sus actrices

    • LuZe

      Mi cuerpo tampoco admite vestidos blanquitos. Lo más parecido que he usado fue la combinación de una falda lady de crep color crudo por la rodilla y un cuerpo de encaje, pero cuando era muuuuuy jovencita.
      Son grandes clásicos, que no pierden con los años.
      Besos

  • Menchu

    Me ha gustado y entretenido Luz. Y esos vestidos son una maravilla. Si tengo que elegir me quedo con el de Katherine Hepburn. 🙂

    • LuZe

      Me alegra saberlo, Menchu. Creo que me quedaría el de Liz y más o menos podría lucirlo. El vestido estilo griego de la Hepburn me parece precioso pero para alguien como ella, alta y delgadisima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: