Repaso.

Hubo tormentas que dejaron surcos tan hondos
que el tiempo no podrá ya borrarlos de mi.
Llegaron besos, inoportunamente (aunque deseados)
que lograron aclarar mi equivocada visión.
Pasaron los tiempos en los que necesité la valentía
que nunca antes tuve para adentrarme en ti.
Necesité un instante, segundos a penas, para saber
pasado el miedo, que te soñé mil veces.
Tal vez la esperanza volvió, brillante,
para alumbrar estos viejos y hondos surcos.
Nadie puede saber aún si la esperanza caerá,
y yo no quiero imaginar la huella que haría en mi,
yo sólo quiero que recorras mis tierras horadadas
todos y cada uno de tus días venideros, mi bien.



Anuncios

Acerca de LuZe


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: