Dulce despertar

No voy tan cansada por la vida,
pese a escuchar mil tonterías.
Si en el fondo lo que quiero
son tus risas y tus juegos
al asomar el sol por la ventana.
Cada mañana de cada día
veinte veces te comería
a pequeños mordisquitos
sin dejarme ni un huequito
sin probar de tu pastel.

 

La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano


No me entierren

Si pese a todo no van a amarme
que no me entierren, no pasa nada.
No quiero un suelo donde llorarme.

Que quede el polvo, cenizas al viento,
si mi memoria en sus recuerdos
es como el eco en el desierto.

Que no me entierren, que no lo quiero,
porque si efímera me fue la vida
más leve aún será mi cuerpo.

IMG_20160614_164841.jpg


Favorito

Sabes que eres mi favorito,
aunque siempre que te lo digo esté de broma.
Porque cuando me dices guapa
sé que hablas de mi sonrisa y no te das cuenta de mis ojeras.
Porque entiendes mis malos ratos
y acompañas con tus armas mis luchas.
Sabes que eres mi favorito,
así que sigue viniendo a mí, como si nada,
como si romper murallas fuera lo más sencillo.
Sigue viviendo.

manos


Yo voy

Y me dices ven y yo voy,
como una luz, como un río,
incontenible.
Como si el mañana tuviera
colores de atardecer.
Como si nada de lo perdido
hubiera podido ser.
Como si al final todo comenzara
de nuevo, como un principio.
Y me dices ven.

Y yo voy.

 


Que un día brille no depende del sol.

Depende de como afrontes las horas que tienes por delante y de como asimiles las que dejas por detrás.

LuZe13450044_1231315840226949_5372456902266716035_n

Seguir leyendo

Pero espero

Siempre te espero a punta de sonrisa con una lágrima en la recamara.

Sangro días fuera de calendario, alargando madrugadas insomnes al compás de tus idas y venidas.

Siempre llegas como te vas, sin más y dejando de menos.

Volando sin sentidos a carcajadas huecas, en tu ausencia espero, sin esperar nada.

PicsArt_1430770824766


Tan a gusto


Soy partidaria del silencio, pero aconsejo decir lo que se piensa.

Normalmente cae mal. No sé puede pensar, y menos por uno mismo. De un tiempo a esta parte no me callo ni una, ¿para qué?

Siempre lo suelto como debo y cuando debo pero no por eso deja de sentarme estupendamente. 


Y ahora… allá tú con tus conclusiones.

270-285p wm-well-ACADEMY